contador de visitas

Hola soy el autor de www.garycia.org:  "José Mª García", quisiera decirte; que es muy importante para nosotros, que tu;  dejaras,  en el apartado para comentarios de esta pagina;  tu postura o aportación  referente a la salvación. Gracias de antemano, el Señor nuestro Dios te siga bendiciendo.

Escribir comentario

Comentarios: 0
       Saludos amados lectores, quisiera compartir con ustedes este articulo después de meditar en el tema que a continuación les presento. Partamos del siguiente verso Bíblico:  
 
Mateo 10:33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.
 
             La advertencia del Señor Jesucristo es muy clara y sin rodeos, el día del gran juicio todos aquellos que lo hayan negado Él también los negará delante de su Padre, amenos eso dice la Biblia. Ahora bien este principio los cristianos lo solemos aplicar  a los ateos o a las personas que se avergüenzan del Señor en público o que en momentos difíciles niegan al Señor con sus bocas, pero ¿Pueden los cristianos que van a la iglesia y gritan a los 4 vientos que son Cristianos y que Jesucristo es su Señor y Salvador estar negando al Señor?  Por supuesto que sí. 

¿Cómo negamos al Señor Jesús?

        Supongamos que yo te de consejos para adelgazar, te venda pastillas, bandas, fajas y de todo lo que sirve para adelgazar y te hablo de lo efectivo que son esos productos, además te digo que esos productos también los consumo, pero resulta que soy una persona super obesa. ¿Qué pensarías de los productos que te ofrezco? Que no sirven para nada ¿verdad?, que son puras mentiras lo que te vendo.
 
               Resulta que cuando nuestro testimonio no se ajusta a lo que dicen las Escrituras, tu niegas la eficacia de la Fe salvadora, si predicamos que Dios restaura la vida del pecador pero nosotros no damos evidencia de esa restauración ¿no estamos negando al Señor? , le decimos a todos: Cristo hace todas las cosas nuevas, ven a Cristo y Él te hará una nueva criatura ¿Eres tú una nueva criatura? Cuando una persona está en aprietos y desesperación, aparecemos como los grandes portadores de la esperanza “No temas, Dios está contigo, esta es una prueba, confía en el Señor” pero cuando somos nosotros los que pasamos por esa situación difícil nos desesperamos y no damos testimonio de todas esas palabras de esperanza que damos a los demás.  Es como ofrecer un producto que no consumimos o es como decir que la solución que presentamos no nos sirve a nosotros.   Eso es Negar al Señor.
 
              Profesamos a un Dios de amor, y que debemos amar a nuestro prójimo, pero qué difícil es amar a nuestros vecinos, que difícil es amar a ese hermano que piensa distinto que yo, cuando recibimos una ofensa en vez de perdonar se espera el castigo de Dios para dicha persona  y se nos olvida que Dios nos mando a soportarnos los unos a los otros.   Se nos olvida versículos como 1 de Juan 4:8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 

 

En la Biblia hay muchas promesas hermosas  pero esto también es una promesa
2 de Timoteo 2:11,12 Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él;  Si sufrimos, también reinaremos con él;  Si le negáremos, él también nos negará.
 
       Hermanos, meditemos un poco en nuestra conciencia y pensemos  ¿Qué hemos estado haciendo que contradice el mensaje que predicamos? ¿Reflejamos verdaderamente a Cristo o somos solo religiosos que van a una iglesia? Ser lider de una religión es muy fácil  ser predicador es muy fácil, pero ser como el Señor Jesús amerita una entrega genuina a Dios Padre, implica renunciar a mí para que viva ÉL.  Cuando un turista visita nuestro país lo reconocemos inmediatamente porque habla distinto y se comporta distinto etc. ¿Los cristianos hablamos distinto y nos comportamos distinto? ¿Hemos olvidado que somos embajadores del Reino de los Cielos y que representamos al Señor Jesús?  
 
Marcos 1:22 Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.
 
        ¿En qué consistía está autoridad del Señor Jesucristo? Porque había congruencia o relación entre sus acciones y sus palabras, no como los escribas que predicaban una cosa y hacían otra ¿Cuántas veces no hemos sido como estos escribas? Cuantas veces enseñamos sobre la santidad y nosotros no practicamos la santidad (pública y privada) ¿cuantas veces hemos sido hipócritas delante del Señor?. 
 
Tito 1:16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

 

         Que fácil es hablar de Dios y qué bonito pero muchos de nuestros oyentes van a buscar la relación entre palabras y hechos, podemos profesar a Dios con nuestras bocas pero nuestras acciones lo negarán contundentemente por esa razón se da el siguiente pasaje:
 
Mateo 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.
 
Amados hermanos para negar  a Cristo no es necesario decir “no le conozco” como lo hizo el apóstol Pedro solo basta no vivir conforme a la Palabra de Dios y así como Pedro lloró amargamente y nunca más negó al Señor, es necesario que lleguemos a Él en arrepentimiento y no lo hagamos más.   
Dios les bendiga.