Fe sin obras es muerta

contador de visitas

¡FE SIN OBRAS ES MUERTA!

 

Efesios 2:8-10 "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas".

 

Ciertamente, la salvación es por medio de la fe y no por obras para que nadie se glorié. Pero... ¿Cuál es la fe que salva? Para responder esta pregunta es necesario responder antes a las siguientes preguntas:

 

1. ¿Existe una fe sin obras?

 

La respuesta es Sí, y la palabra en Santiago describe aquella fe sin obras como la fe de los demonios: "Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan" .(Santiago 2:19).

 

2. ¿La fe sin obras podrá salvarnos?

 

La respuesta es NO, porque la fe sin obras es una fe muerta, es una fe falsa y vacía. La verdadera fe produce en nosotros BUENAS OBRAS y DA FRUTOS, porque en Cristo Jesús las cosas viejas pasaron y ahora nacimos de nuevo para hacer "buenas obras". Efesios 2:10 dice: "Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras", por lo cual; no existe una fe verdadera sin buenas obras.

 

3.- ¿Cuando nace una fe verdadera?.

 

Es cuando vengo a Cristo y me arrepiento de mis malas obras, de mis pecados, el reconocerme pecador delante de Dios, arrepentirme, y aceptar de todo corazón que Jesucristo es el hijo de Dios, que murió en la cruz por mis pecados y que resucitó al tercer día de los muertos, y que ahora vive y reina permitiéndole entrar en nuestras vidas, haciéndole nuestro Señor; es el comienzo, es un paso verdaderamente importante para asirnos de la esperanza a la que hemos sido llamados hasta llegar a la meta; del supremo llamamiento, a la vida eterna y abundante que es en Cristo Jesús, pero si ésta fe no tiene evidencias visibles es una fe vana, una fe hueca y superficial.

 

4.- ¿Cuál es la evidencia de que mi fe está viva?

 

Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: "Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse", pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso? Santiago 2:15-16

Si yo digo que amo a mi esposa; pero tengo una amante ¿Es ésto una evidencia de amor?, Sí que es una evidencia, pero de que mi amor es falso y no verdadero.

 

Si yo digo que tengo paciencia pero a la mínima circunstancia pierdo el control y me lleno de ira y enojo en vez de dominarme a mí mismo y actuar prudentemente y empiezo a gritar y a herir con mis palabras ¿Es ésto evidencia de mi paciencia?. ¿Cuál es la evidencia de mi fe? .... ¡Pues mis frutos, mis hechos son la evidencia de mi fe, porque no existe una fe verdadera sin obras!.

 

Jesús dice: Mat 12:33 "Si tienen un buen árbol, su fruto es bueno; si tienen un mal árbol, su fruto es malo. Al árbol se le reconoce por su fruto.

 

Cuantas veces las personas vienen a Cristo por los testimonios de los verdaderos cristianos que oyen y viven la Palabra de Dios porque ven en ellos obras de justicia en su vida; en sus trabajos, en cualquier lugar son ejemplares; no mienten, no roban, son puntuales, pacientes, mansos, no andan en chismes, ni murmuración, éstas son sus obras que son la evidencia de su fe.

 

Cuántas veces las personas no quieren seguir a Cristo porque hay quienes dicen ser cristianos pero dan mal testimonio: son impuntuales, mentirosos, llenos de enojo, causan contiendas, son avaros, orgullosos, predican y no ponen en obra lo que predican siendo de piedra y tropiezo para los que no conocen de Dios.

 

Pero dice el Señor ¡ay¡ de aquel hombre por quien viene el tropiezo. Si alguien dice: “Yo tengo fe y no tiene obras ésta fe es una fe muerta, una fe vana y no le va a salvar”. Creer en Dios solo de boca para fuera no sirve, pues aun los demonios creen y tiemblan –pero ellos no serán salvos- ¿Cuáles son los frutos de tu fe en Dios?

 

Abraham por fe dejó su tierra, su familia y creyó a Dios y su fe se materializó en obras, pues aun sin saber dónde estaba aquella tierra prometida dejó todo y se fue con Sara; caminando desde Ur su tierra natal por fe, por fe caminaba hacia lo desconocido, con su fe puesta en el Dios viviente; ésta es una fe verdadera, una fe viva.

 

¡PON EN ACCION UNA FE VIVA!

 

Cuando tenemos esta fe verdadera, esta fe esta viva, porque ayunas, oras, asistes a la iglesia y lees la biblia, si, pero tambien hablas verdad, eres humilde, compasivo, compartes la palabra, visitas, ayudas y das al necesitado esto es abundar en buenas obras, obras nacidas de nuestra fe en Cristo por medio de nuestro fruto de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, humildad, mansedumbre, dominio propio, Amén.

 

Pero el árbol que no da buenos frutos será cortado y echado en el fuego. Mateo 7:17-19 Dice: "Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego"

¡Esto quiere decir que todo aquel cristiano que dice tener fe pero no tiene frutos sera cortado!

 

Hermanos, debemos examinar nuestros corazones y preguntarnos ¿Estoy realmente en la fe?, ¿ Mi fe es una fe viva o una fe muerta? ¿Cuáles son las evidencias de mi fe?. ¿Doy ejemplo con mi vida? ¿en el trabajo? ¿en la escuela? ¿en la iglesia? ¿en la obra del Señor?

 

2 Corintios 13:5 Dice: Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? .... y

 

Sant.2:17 dice: "Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma."

¡LA DIFERENCIA ENTRE EL CREYENTE Y EL DISCÍPULO!

 

 Respondió Jesús y les dijo: "De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis" Jn. 6:26

 

 Esto nos lleva a pensar que muchos son seguidores de Jesús solo por el pan que el Señor ofrece. O sea; que solo interesa su paz, sus bendiciones y el gozo, sin ofrecer nada a cambio. Entendiendo que:

 

 Todo discípulo es un creyente, pero no todo creyente es un discípulo.

 

El creyente es parte de una multitud que siguen a Cristo, los discípulos son parte del ministerio de Cristo, para atender a una multitud.

 

 1.- El creyente suele esperar panes y peces; el discípulo es un pescador.

 2.- El creyente lucha por crecer; el discípulo por reproducirse.

 3.- El creyente se gana; el discípulo se hace.

 4.- El creyente gusta del halago; el discípulo del sacrificio vivo.

 5.- El creyente entrega parte de sus ganancias; el discípulo entrega toda su vida.

 6.- El creyente puede caer en la rutina; el discípulo es revolucionario.

 7.- El creyente busca que le animen; el discípulo exhorta, edifica y anima.

 8.- El creyente reclama que le visiten; el discípulo va y visita.

 9.- El creyente murmura y reclama; el discípulo obedece y se niega a si mismo.

 10.- El creyente espera que le asignen tarea; el discípulo es solícito en asumir responsabilidades.

 11.- El creyente busca en la Palabra promesas para su vida; el discípulo busca vidas para cumplir las promesas de la Palabra.

 12.- El creyente dice yo; el discípulo dice ellos.

 13.- El creyente se suma a la congregación; el discípulo multiplica la congregación.

 14.- Los creyentes esperan los milagros; los discípulos obran milagros.

 15.- El creyente es un ahorro; el discípulos una inversión.

 16.- La meta del creyente es ganar el cielo; la meta del discípulo es ganar almas para el cielo.

 17.- El creyente es "ojala"; el discípulo es "Heme aquí."

 18.- El creyente, quizá predica el Evangelio; el discípulo hace discípulos.

 19.- El creyente se congrega para encontrar al Señor; el discípulo trae la presencia del Señor.

 20.- El creyente espera recompensa para dar; el discípulo es recompensado cuando da.

 21.- El creyente es pastoreado como oveja; el discípulo apacienta a las ovejas.

 22.- El creyente recibió la salvación por la Cruz de Cristo; el discípulo toma su cruz cada día y sigue a Cristo.

 23.- El creyente espera que oren por él; el discípulo va y ora por los demás.

 24.- El creyente busca consejos de los demás para tomar una decisión; el discípulo ora a Dios, lee la Palabra y en fe toma una decisión.

 

 ¿Y tú que eres? ¿Creyente o discípulo?

¡LAS PIEDRAS DEL PECTORAL DEL SUMO SACERDOTE!

 

El pectoral- en hebreo es "choshen mishpat" y significa "el pectoral del juicio" y estaba unido al Efod y el Sumo Sacerdote lo llevaba puesto sobre su corazón.

 

¿Sabías que las piedras que traía el pectoral del sumo sacerdote representan a las 12 tribus de Israel?

 

Estas eran piedras preciosas de diferentes colores finamente labradas y pulidas en pequeños cuadritos cada una de ellas. Estas estaban constituidas en cuatro hileras, cada hilera tenía tres piedras incrustadas en oro. La biblia dice: “y lo llenarás de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra sárdica, un topacio y un carbunclo; la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante; la tercera hilera, un jacinto, una ágata y una amatista; la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe. Todas estarán montadas en engastes de oro”. Exo.28:17-20

 

Este cuadro pectoral tenia de largo y ancho el tamaño de una palma de mano de hombre. La biblia dice: “Será cuadrado y doble, de un palmo de largo y un palmo de ancho” Ex. 28:16

 

Al final a cada piedra se le grababa el nombre de una de las 12 tribus de los hijos de Israel. La biblia dice: “Y las piedras serán según los nombres de los hijos de Israel, doce según sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, serán según las doce tribus”. Exo.28:21.

¿Qué tribu representaba cada piedra?

 

1. Piedra Sárdica o Cornalina, representa a la Tribu de Simeón.

2. Piedra Topacio, representa a la Tribu de Dan

3. Piedra Carbunclo o Rubí, representa a la Tribu de Rubén

4. Piedra Esmeralda, representa a la Tribu de Leví

5. Piedra Zafiro, representa a la Tribu de Isacar

6. Piedra Diamante, representa a la Tribu de Zabulón.

7. Piedra Jacinto, representa a la Tribu de Juda.

8. Piedra Ágata, representa a la Tribu de Gad.

9. Piedra Amatista, representa a la Tribu de Neftali.

10. Piedra Berilo, representa a la Tribu de Aser.

11. Piedra Ónice, representa a la Tribu de José.

12. Piedra Jaspe, representa a la Tribu de Benjamín.

 

Los nombres de las 12 tribus representan el fundamento del pueblo de Israel en el pectoral del sumo sacerdote. De la misma manera los nombres de los 12 apóstoles representan el inicio de la iglesia de Jesucristo. Ambos están escritos en el corazón de Jesús. Ahora nosotros sabemos que Jesús es nuestro Sumo Sacerdote que intercede por nosotros de día y de noche delante del Padre. Que Dios te bendiga.

Escribir comentario

Comentarios: 0