Unción 2

contador de visitas

La intensidad con que lo hagas determinara tu entrega y vida espiritual, hoy puedes tener un cambio de perspectiva al leer esta página. Dios está buscando hombres y mujeres dispuestos a una entrega total, tal vez nunca sabremos el alcance de nuestra oración hasta aquel día cuando el Señor nos muestre sus efectos alcanzados.

 

Pero así como naaman, impresionante general leproso se tuvo que bajar del caballo y despojarse de sus ropas, humillarse y entrar al rio para poder ser limpio de su lepra, es lo mismo que el Señor espera de hombres y mujeres como tú, que estén dispuestos a descubrirse delante de su presencia para ser limpiados y santificados, para que así, podamos llevar a cabo sus propósitos eternos en esta tierra.

La intensidad con que lo hagas determinara tu entrega y vida espiritual, hoy puedes tener un cambio de perspectiva al leer esta página. Dios está buscando hombres y mujeres dispuestos a una entrega total, tal vez nunca sabremos el alcance de nuestra oración hasta aquel día cuando el Señor nos muestre sus efectos alcanzados.

 

Pero así como naaman, impresionante general leproso se tuvo que bajar del caballo y despojarse de sus ropas, humillarse y entrar al rio para poder ser limpio de su lepra, es lo mismo que el Señor espera de hombres y mujeres como tú, que estén dispuestos a descubrirse delante de su presencia para ser limpiados y santificados, para que así, podamos llevar a cabo sus propósitos eternos en esta tierra.

Verdad sin entusiasmo, moralidad sin emoción, ritual sin vida, son cosas que Cristo condenó rotundamente. Con falta de fuego la religión se convierte en una filosofía sin Dios, un sistema ético o una superstición.  S. Chadwick

El amor es una llama, y el ardor su vida. Llama es la atmósfera de la verdadera experiencia cristiana. Una débil llama puede encender un fuego que lo consuma todo; pero cuando la atmósfera que la rodea es frígida o impura, muere por falta de alimento vital. La oración DEBE ser ardiente.    E. W. Bounds

NECESITAMOS SER LLENOS DE LA SANTIDAD DE DIOS...

SE REQUIEREN DE HOMBRES Y MUJERES ESPIRITUALES

Se necesitan

hombres y mujeres espirituales.

Podemos tener un gran conocimiento de la palabra de Dios, y memorizarnos capítulos enteros, pero esta no se hace viva a menos que nuestra alma se postre y conozca en la intimidad al dador de la misma.

 

Hasta sentir que estamos ardiendo en la misma presencia de Dios.

 

Se necesitan hombres y mujeres espirituales con celo de Dios y amantes de las cosas santas y de la santidad de Dios.

 

Los hombres y mujeres espirituales producen gente espiritual, hombres y mujeres carnales producirán gente carnal. ¿No dice la biblia que por sus frutos los conoceréis? ¿No dice que la letra mata más el Espíritu vivifica?

 

Todo lo que el hombre sembrare eso segara, lo que tu tienes eso transmites, es por esto que todo lo que hagamos en el Señor llevará nuestro sello espiritual y serán el reflejo de lo que nosotros somos.

 

¡Se necesitan pues hombres y mujeres piadosos, para que estos se entreguen enteramente a la oración con tal intensidad y profundidad que sientan que en ello se les va la vida!.

¡NADIE PUEDE LLEGAR AL CORAZON DE LOS HOMBRES SI ANTES NO LLEGA AL CORAZON DE DIOS!

¡NADIE PUEDE LLEGAR AL CORAZON DE LOS HOMBRES SI ANTES NO LLEGA AL CORAZON DE DIOS!

 

Ud. Puede ministrar la palabra de Dios con gran inteligencia y aceptación de la gente, pero si no es una persona de oración NO HABRÁ intervención sobrenatural en ese ministerio. Pablo no confiaba en su sabiduría. Efesios 6: 18-19 Dice: "Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio" 

TESTIMONIOS DE HOMBRES Y MUJERES DE DIOS....  COMO SE HUMILLABAN Y BUSCABAN DE LA SANTIDAD

SANTIAGO PATON. Entraba día a día a la casa. Llevaba siempre un libro en la mano y se arrodillaba para derramar su alma ante Dios. Su hijo Juan dijo de él. “Ese era el santuario de nuestra humilde casa. Varias veces al día, generalmente después de las comidas nuestro padre entraba en aquel cuarto y cerrada la puerta, oraba. Sus hijos comprendíamos por instinto espiritual que esas oraciones eran por nosotros. De vez en cuando se oía el eco de una voz con el tono de quien suplica por la vida. Pasábamos delante de esa puerta en puntillas, a fin de no perturbar esa santa e íntima conversación. El mundo exterior no sabía de dónde provenía el gozo que resplandecía en el rostro de nuestro padre, pero nosotros sí lo sabíamos. Era el reflejo de la presencia divina. Me dije: Si mi padre anduvo con Dios, ¿Por qué yo no?

CHRITSMAS EVANS. Sus sermones eran secos y sin frutos, hasta que un día mientras viajaba, amarró su caballo y penetró en el bosque donde derramó su alma a Dios en oración, igual que Jacob en Peniel. No se apartó de ese lugar hasta que recibió la bendición divina. Era valiente como león y humilde como un cordero. Cuando la gente lo escuchaba rompía en llanto y en otras manifestaciones que no podían controlar.

 

Decía: “Me admiro que el ángel del orden quiera tratar de cambiar todo lo que respecta a la adoración a Dios produciendo un culto tan seco como una montaña de paja. Esos hombres del orden desean que el rocío caiga y el sol brille sobre todas las flores y en todos los lugares menos en el culto del Dios todopoderoso...Luché en oración durante más de tres horas. El espíritu de intercesión comenzó a pasar sobre mí como ondas unas después de otra como un viento fuerte

ROBERT EVANS. Roberts se quebraba llorando amargamente para que Dios lo doblegara en una agonía de oración con lágrimas cayendo por sus rodillas. Entonces los hombres fornidos se quebrantaban como niños. Las mujeres gritaban. Los de la multitud se desvanecían.

ADONIRAM JUDSON. Acostumbraba pasar mucho tiempo orando de madrugada y de noche. Se dice que gozaba de la más intima comunión con Dios cuando caminaba apresuradamente. Su consejo era: Si te es posible, planifica tus asuntos, de manera que puedas pasar dos o tres horas todos los días, no solamente adorando a Dios sino orando en secreto.

CARLOS SPURGEON. El Príncipe... Les decía a sus estudiantes: Si Uds. no se convierten en hombres de oración dignos de lástima, y sus ovejas serán dignas de más lástima todavía. Alguien dijo: Cuando Spurgeon oraba parecía que Jesús estaba parado a su lado” Cuando alguien le preguntaba por la razón de las bendiciones en la iglesia señalaba hacia el sótano de la congregación donde había 300 personas orando. Ellos oran para sustentar mis manos.

JOHN WESLEY: Era un erudito. Dominaba el latín, hebreo, griego y francés. Escribió más de 230 libros. “reservé tres horas cada día para quedarme a solas con Dios. Las tres primeras horas del día las dedicaba a la oración y al estudio de la Escritura. Como todos los que invaden el terreno de Satanás, Wesley tuvo que sufrir persecuciones. El mundo lo persiguió y lo apedreó hasta dejarlo casi muerto. LA IGLESIA de su tiempo no se quedó atrás. Algunos templos le prohibieron la entrada. Predicaba en la calle y siempre había más gente que en todos los templos juntos. Consideraba a la oración como lo más importante de su vida. Cuando salía de su habitación su alma serena se reflejaba en un rostro que brillaba” Decía: “Es muy importante que permanezcamos solos ante la presencia de Dios cuando oramos y ayunamos para que podamos percibir la verdadera voluntad de Dios".

JUAN BUNYAN. “Hay en la oración el momento de dejar al descubierto la propia persona, de abrir el corazón delante de Dios, de derramar el alma afectuosamente. A veces las mejores oraciones consisten más en gemidos que en palabras.

JONATHAN EDWARDS. Desde niño se acostumbró a orar cinco veces al día. Acostumbraba pasarse estudiando trece horas diarias. Cuando predicó el sermón que lo inmortalizó: P los hombres comenzaron a gemir y las mujeres caían al suelo. En la ciudad de Enfield parecía que un huracán soplaba el bosque. Tales victorias se obtuvieron de rodillas. 

ANDRES A. BONAR CLAMABA DICIENDO: ¡Oh hermano, ora a pesar de Satanás, ora; emplea horas en oración; antes descuida a los amigos que el orar; ayuna y piérdete el desayuno, la comida, el té, la cena, y aun el sueño, antes que descuidar la oración. No basta hablar acerca de la oración; sino que debemos orar con ardorosa vehemencia. El Señor está cerca. El viene quietamente mientras las vírgenes duermen.

PENSAMIENTOS DE SIERVOS CON UNCION DE DIOS

Que Dios me diera un corazón cargado,
Infundido con la pasión de orar
Por los que, sumergidos en pecado,
No pueden Sus riquezas alcanzar.

 

¡Quién me diera un alma semejante
A la de Cristo, mi fiel Salvador,
Que en total agonía estuvo orando
Por los otros! ¡Oh, dame un corazón,

 

Padre mío, cargado por los otros!
Anhelo, Padre amado, tal pasión
Que derramar mi corazón por los perdidos
Anhele yo; y aun mi vida, ¡fiel Señor!

 

Que sepa orar, sí, cueste lo que cueste.
Enséñamelo, Señor, por compasión.

Enséñame tú mismo este secreto.
Estoy sediento de aprender esta lección.
Anhelo, Jesús mío, que lo hagas.
¡Padre, este favor pido de Ti:
Que se revele Tu Espíritu en mí!

María Warburton booht

¡Ni erudición, ni pureza de expresión, ni profundidad mental, ni las flores de la elocuencia, ni La simpatía personal, pueden sustituir la falta de fuego del Espíritu. La oración asciende mediante este fuego. Su llama le da alas, energía u aceptación. No hay incienso sin fuego, ni oración sin llama. E.M. Bounds

Levantad las manos caídas, mediante fe y oración; sostened las rodillas paralizadas. ¿Habéis tenido días de ayuno y oración? Inundad como tromba al Trono de la Gracia y permaneced allí, y descenderá la Lluvia de misericordia. Juan Wesley

Es la pasión por las almas Una compasión activa, Un amor que nunca muere, Fuego que la fe aviva. La oración que prevalece, Una llama de amor es Clamando por el perdido: Que venga un PENTECOSTÉS.  Amy Wilson Carmichael

Pasaron siete años

.... antes que Carey bautizara el primer convertido en la India

.... antes que Hudson ganara el primer convertido en Birmania

.... antes que Morrison atrajera el primer chino convertido a Cristo

 

……Moffat declarara que esperó para ver la primera evidencia de la acción del Espíritu Santo sobre los Bechuanas en África.

 

... antes que Henry Richards obtuviera el primer convertido ganado en Banza Manteka.   A. J. Gordon

 

 Si Cristo esperó ser ungido del Espíritu Santo antes de salir a predicar, ningún hombre o mujer debería atreverse a subir a un pulpito antes de haber sido ungido por el Espíritu Santo. F. B. Meyer 

El evangelismo y el despertamiento., aunque íntimamente unidos, no deben ser confundidos. El despertamiento es una experiencia de la Iglesia; el evangelismo, una expresión de la Iglesia. Paul S. Rees

 "SI LA COMISION DE UN REY TERRENAL ES CONSIDERADA UN HONOR, ¿COMO PUEDE SER LA COMISION DE UN REY CELESTIAL, UN SACRIFICIO?" ...DAVID LIVINGSTONE

“Alma que no lucha es alma pérdida, sin esperanza. Alma que no ora, es alma vencida antes de combatir.” Autor: Anónimo

“Uno de los mayores usos de Twitter y Facebook, probará en el último día que la falta de oración no fue por falta de tiempo.” Autor: John Piper

“Los momentos de oración que a causa de nuestra pereza despreciamos, no los recuperamos jamás. Podremos obtener experiencia pero no podemos recibir nuevamente la rica frescura y fortaleza que había envueltos en aquellos momentos que dejamos pasar”.  Autor: Frederick William Robertson

“En el diálogo amoroso de un alma con Dios germinan los grandes acontecimientos que cambian el rumbo de la historia.” Autor: Edith Stein

“La única preocupación del diablo es mantener a los cristianos alejados de la oración. El no le teme a los estudios, obras o religión sin oración. Él se ríe de nuestro trabajo, se burla de nuestra sabiduría, pero tiembla cuando oramos.” Autor:Samuel Chadwic

 

He visto a muchos hombres trabajar sin orar, pero nunca he visto uno que haya orado y no haya trabajado. ” Autor: Hudson Taylor

“Ante el tribunal del juicio de Cristo el asunto más embarazoso para cada creyente será su falta de oración.” Autor: Leonardo Ravenhill

“Un ministro del evangelio que no dedique dos horas diarias a la oración no vale un céntimo, sean cualesquiera los títulos que posea.”Autor: Leonardo Ravenhill

“¿Sabe lo que es la vida llena del Espíritu Santo? ¡es vivir cada momento como si usted estuviera parado en la presencia de Jesucristo!” Autor: John MacArthur

Escribir comentario

Comentarios: 0