contador de visitas

Los mandamientos de la ley de Dios, fueron escritos en el monte Sinaí en dos piedras, siendo esculpidas; Hoy hay otra finalidad;  escribirlas en el corazón del creyente.



 

 

 

 

Pero no ser simplemente oidores,

sino hacedores de la palabra.